Precios Cuidados es un programa que data de 2014 y fue lanzado como política estatal con objetivos anti-inflacionarios. Se trata de acuerdos de precios con participación voluntaria de los diferentes actores a cargo de la comercialización de productos, mientras que el Estado se hace cargo de la difusión y publicidad.

A pesar del cambio de mirada en cuanto a las causales que originan la inflación de la gestión actual, el Gobierno Nacional continuó con el Programa “Precios Cuidados”; sin embargo, se vislumbran importantes cambios en el funcionamiento, cumplimiento, publicidad y -en suma- la efectividad del programa, según un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), difundido este martes.

Desde el organismo constataron que la conformación de las canastas del programa de mayo y septiembre de 2017 tenían cerca de 100 productos menos, menos alimentos, menor variedad y menor calidad, y corroboraron que la comercialización se acotó a grandes supermercados, dificultando el acceso a los consumidores del resto del país y de menores recursos, que suelen consumir en comercios de proximidad. Es decir, la canasta pasó de ser “un conjunto de bienes que servían de anclaje para los precios a ser una canasta barata para sectores de bajos ingresos”.

Hay que señalar que apenas un mes después de firmado el acuerdo de septiembre de 2018, la Secretaría de Comercio aprobó el incremento de precios de varios productos en virtud del elevado proceso inflacionario y que pone en riesgo la oferta de productos de la canasta en los comercios, según la Secretaría.

La canasta de precios cuidados de octubre de 2018 contiene más alimentos y bebidas que las
anteriores, tanto en términos absolutos como en proporción al total de productos. Pero el grueso de éstos son de almacén y procesados. Los alimentos frescos quedaron casi por fuera de la canasta, con solamente 2 variedades, y se incorporaron 20 variedades de bebidas alcohólicas… y eso que el reconocido Dr. Colmillot prestó asesoramiento para la elaboración de la nueva canasta.

Por otro lado y en el marco del plan de ahorro energético, el programa “Pasate a LED” fue incorporado en el programa de precios cuidados, dándole un lugar preponderante por la cantidad de artículos del mismo rubro: 48 variedades de lámparas.

Quienes también sufrieron estas variaciones fueron las personas con celiaquía; si bien en 2018 se recompone en parte la cantidad de productos aptos para celíacos respecto del año pasado, tal cantidad sigue siendo sustancialmente menor a la existente en 2015. La última lista de Precios Cuidados publicada por el Gobierno Nacional en septiembre de 2018 incluye cinco productos sin TACC, muy lejos de los 21 alimentos que conformaban la canasta de 2015.

Luz Scarpati

Deja tu comentario