El Instituto Nacional de Estadísticas y Censo difundió los niveles de pobreza e indigencia del primer semestre de 2018. El aglomerado urbano que nuclea a Ushuaia-Río Grande tiene los porcentajes más bajos del país, incluso se registra un leve retroceso en comparación con el último semestre del año pasado, a contramano de la media nacional que incrementó de 25,7% (segundo semestre 2017) a 27,3% en los primeros seis meses del año.

El INDEC releva, a través de la Encuesta Permanente de Hogares, datos de la población total de 31 aglomerados distribuidos en todo el país que reúne a 9.086.099 hogares constituidos por  27.733.983 personas. En la región patagónica, los indicadores de pobreza e indigencia llegaron hasta al 20,3% y 2,4% respectivamente, lo que implica un deterioro al comparar esos valores con los del segundo semestre del año pasado o los de un año atrás.

El aglomerado Ushuaia-Río Grande presentó un retroceso ínfimo en los niveles de pobreza que estimó el INDEC en igual periodo del año pasado, pasó de 10,8% a 10,4%. Mientras que el porcentaje de personas por debajo de la línea de indigencia se mantuvo prácticamente estable comparándolo con el segundo semestre de 2017 y mejoró un punto porcentual al compararlo con los valores de hace un año atrás.

Del informe del organismo nacional se desprende que, en promedio, los hogares indigentes tienen una distancia de 2.714 pesos entre sus ingresos y el valor de la línea de la indigencia lo que en términos porcentuales implica que sus ingresos se encuentran 38,1% por debajo. Mientras que en el caso de los hogares pobres la distancia es de 7.038 pesos es decir un brecha de 36,2%. Estos valores surgen al comparar el valor de las canastas básicas alimentarias (7.121 pesos para la indigencia y 19.435 pesos para la pobreza) con el ingreso por familia.

Además, el informe arrojó la discriminación por franja etárea de la pobreza, de la que se desprende que los más afectados son los niños y niñas del país. El dato alarmante es que el 41,4% de los niños y niñas hasta 14 años de la República Argentina son pobres.

Luz Scarpati

Deja tu comentario