El Intendente de Río Gallegos dijo que se “analiza” y que podría ser candidato a diputado nacional 11 de agosto e Intendente el 27 de octubre. Opinó que el gobierno provincial se equivocó al desdoblar las votaciones en Santa Cruz. Dijo que tiene más intención de voto ahora que hace cuatro años pero con imagen negativa. Por qué no achicó la planta municipal, lo que le significó un “conflicto” personal. Su salud. Giubetich habló en exclusiva con EL ROMPEHIELOS.

El frente opositor “Nueva Santa Cruz” está llevando adelante la idea de “todos juntos, contra todo”, luego de que el gobierno provincial cambió el tablero de votación y permitió que Intendentes se postulen a Gobernador y/o otros cargos para sumar lo máximo posible en un escenario de Ley de lemas.

Roberto Giubetich, intendente de Río Gallegos podría ser un actor más en la obra que prepara la oposición para ganar el 11 de agosto la provincia y retener comunas el 27 de octubre. No será fácil, el jefe comunal sorteó problemas de salud, diversos conflictos vecinales por ausencia de servicios, y la crítica del propio partido radical.

Aún así, el panorama no es el peor en un contexto cambiante. A días de vencer el plazo de inscripción de candidatos, Giubetich, conocido dentro del microclima político como un “armador”, comenzó a mover piezas.

-Las elecciones son en octubre en el caso municipal; en la provincia, algunos estiman adelantarlas para septiembre. ¿Usted que hará?

Básicamente cada municipio es autónomo según la Constitución y tiene una serie de facultades. Algunos municipios interpretan que pueden fijar la fecha de elección. Lo han manifestado Caleta Olivia, Pico Truncado, Las Heras y en el caso de Río Gallegos lo estamos analizando. Pero creo que por la situación de no tener la autonomía económica, no estamos en condiciones de desdoblarlas y aprovecharemos la fecha de convocatoria, porque no significa gasto al municipio para llevar adelante una elección de autoridades locales. Es muy probable que en nuestro caso no modifiquemos, y que las elecciones se realicen el 27 de octubre conjuntamente con las presidenciales.

-¿Definió si va por la reelección o como candidato a Diputado nacional? (esta última elección se realiza el 11 de agosto)

Es una posibilidad. En principio yo pertenezco a un espacio político y estamos estudiando y discutiendo que es lo que más convendría, si es la competencia o tratar de que el partido lleve un solo candidato (a diputado nacional) y ver cuál. Una posibilidad es que el 22 de junio seamos candidato a Diputado nacional y la otra posibilidad será en octubre porque una cosa no invalidad la otra.

-¿Pueden ser las dos candidaturas?

Es muy difícil pero pueden ser. Pero no por ambición personal, sino que en agosto son las elecciones de gobernador, diputados y representante ante el Consejo de la Magistratura y ese resultado dará una lectura de la estrategia que fijarán los espacios políticos para octubre de defender intensivas y concejalías, y el 12 de agosto analizaremos las mejores posibilidades para mantener los municipios –Las Heras, Caleta Olivia, Pico Truncado, San Julián-y cómo podemos pelear otros. En el caso de Gallegos, ver de qué manera podemos estar mejor preparados para competir en octubre, si es con mi candidatura o sin mi candidatura.

-De acuerdo a su gestión, que tuvo conflicto y reclamos, ¿es “salvable” la comuna para que la mantenga la UCR?

Uno vive conflictos de las cosas urgentes, no de las importantes. Entonces, por ejemplo, la obra que estamos terminando del pluvial en zona centro y traslado del vaciadero son obras que importan para el futuro y chocan a veces con la urgencia que tiene la gente como el reclamo de arreglo de las calles. Tenemos un proyecto para el arreglo de calles que está condicionada a las condicione climáticas. Yo no voy a pavimentar en junio o julio como hizo la gestión anterior con la Avenida San Martín, que hoy se ven las consecuencias. Prefiero escuchar las críticas, la demanda pero no hacer y que al municipio y a la gente le cueste un valor muy importante y se arreglen por tres meses porque hay elecciones. La San Martín duró casi seis meses y si ves la Crucero General Belgrano, todas las cuadras que se hicieron en la gestión anterior… justamente ayer vi un candidato que hacia un video diciendo que la obra NIDO está parada, pero la obra de la crucero General Belgrano está parada porque la cobraron y/o pagaron 100% y está hecho el 27% y lo que está hecho, está todo quebrado. Eso lo hizo Austral Construcciones (cuyo propietario era Lázaro Báez) en la anterior gestión.

-Desde que asumió, tuvo problemas de salud y admitió que a veces pensó en renunciar.

En realidad en esos momentos, más que ganas de renunciar, sentía la responsabilidad de analizar eso porque por mi salud no podía cumplir las horas de trabajo que demanda la función, no por problemas de la gestión, sino que los problemas de salud afectaban en esos momentos mi capacidad a lo que demanda la gestión, que no solo es atender a los vecinos en audiencias, sino mirar el prepuesto y ver cómo se encara y gestionar en Buenos Aires para lograr financiamiento de obras o para ir a reclamar transferencias de pago de esas obras. O atender áreas del municipio cuando no teníamos recursos… en fin, una vivencia de situaciones casi infinitas y demandas en la toma de decisiones, y a veces son las mejores con el punto de vista de los recursos que uno tiene. No para todo es igual, uno debe estar convencido y ser leal con las decisiones que tomamos porque la hacemos pensando que es lo mejor.

-¿No pudo llevar adelante su gestión como quería?

Uno tiene el concepto de lo que es lo ideal y de lo que es lo real. Entonces no me quejo. Nací en esta ciudad y quise ser Intendente para mejorarla. Creo que la mejoramos en algunas cosas, no en todas, podemos tener diferencia en la escala de prioridades que marcan los vecinos con las que toma uno, pero cuando uno mira las encuestas, es cierto que no tiene un alto grado de imagen positiva, pero estoy mucho mejor que cuando gané la elección. Nosotros en el marco de la Ley de Lemas, ganamos con el 18% de los votos y hoy estamos en intención de voto cerca del 28%, con quizás un grado más alto de imagen negativa de hace cuatro años, pero las encuestas son fotos y no me alteran el estilo y la fuerza que pude tener el municipio para dar la respuesta. Nos tocó afrontar distintos grados de conflicto y demandas social, por el transporte, de obras, distintas causas, o problemas climáticos con inundaciones, en más allá de los números que alteran, pudimos dar respuesta. Atendimos y buscamos atender esa situación sumando esfuerzo de todos y no complicando la cosa cuando no tenemos todos los recursos.

-¿Recibió toda la ayuda que esperaba de Nación?

No toda la que quería, pero en la charla se fue hablando y los compromisos que asumió Nación con las obras importantes de la ciudad, estamos conformes.

-El desdoblamiento de elecciones que hizo el gobierno provincial, ¿cree que le jugará en contra al oficialismo como lo dijo un diputado del FPV-PJ?

Lo dije en su momento: se equivocaron en la decisión. Presupongo que el análisis que hicieron fue que necesitaban más sublemas para poder competir y que una de las condiciones que se daba para eso era desdoblar las elecciones de los municipios por la intención de uno de los candidatos de jugar a la gobernación y si pierde jugar al municipio. Y creo que en eso se equivocaron porque el esquema de Ley de Lemas hace que uno pueda tener un montón de colectoras en cada localidad con lista de concejales, intendentes que siempre suma a la candidatura a gobernador y esto, como no ocurre, nos pone en una condición más de igualdad en la competencia electoral del 1 de agosto.

-Es decir, deja al descubierto al elector que se elige gobernador y no todo junto.

Yo creo que sí. Porque si analizo las elecciones del 2015, Unión para Vivir Mejor (llamado ahora Nueva Santa Cruz) ganó en Río Gallegos, Caleta Olivia, Pico Truncado , Las Heras, San Julián, las localidades mas grandes, y sin embargo perdimos la gobernación. Pero cuando analizas como perdés, mirás El Calafate, Río Turbio, Gregores, 28 de Noviembre, el resultado fue 70 a 30 a favor del Frente para la Victoria, y cuando miras las razones, primero era la fuerza de cada municipio, pero también era la cantidad de colectoras en esas localidades que hacían que tengan una fuerza que dio vuelta la elección aunque ganamos las cuatro localidades más grandes. Cada elección es distinta.

-Entonces ahora podría ganar Eduardo Costa la gobernación, aunque está el peso o no peso de Macri en la boleta.

Es cierto que la boleta a Presidente siempre tiene un importancia en los actos electorales, pero no veo que sea una carga en función de que interpretó qué la sociedad de Santa Cruz y parte del país, en el caso de las autoridades nacionales tenemos 30% que está a favor de Macri, que incluye los anti K, un 30% que es K, y un 40% del electorado que está indeciso, no les gusta el gobierno de los K, y está enojado con Macri. Hay que ver qué decisión toman ante esas alternativas, si hay una tercera alternativa, si no aparece qué hacen…entonces no creo que sea ni una carga ni una ventaja para nadie, creo que son elementos que importan y verá la sociedad cómo lo interpreta. En agosto son PASO, entonces no va a tener incidencia en el resultado.

-¿Cuál fue el peor error que cometió, el cual piensa que si lo hubiera sabido lo hubiera cambiado?

No lo considero un error. Sí considero que uno en la formación el municipio siempre tuvo muchos más empleados de los que tenía, y uno desde la ética y responsabilidad, tendría que haber ajustado, pero de la ética de lo ideal no, porque no existía la posibilidad de fuentes de trabajo genuinas y hubiera hecho un costo social importante. Es un conflicto de mis decisiones con mi manera de pensar.

-La realidad le decía que debía haber hecho recortes en el municipio, como hicieron provincias y municipios en el país, pero no estaba dispuesto a hacerlo.

No estaba dispuesto a hacerlo, no lo hice, y eso significó para la situación real que teníamos, limitar la capacidad del municipio en dar respuesta al conjunto de los vecinos. Mi único conflicto creo, los demás son errores, mucha gente puede pensar que están mal o cómo no se arrepintió de esto, pero uno lo analiza con el entorno y las circunstancias porque tenía que tomar la decisión en ese momento. Por eso tengo la tranquilidad de que todas las decisiones fueron tomadas pensando en lo mejor. Tuve errores, obvio, pero en el momento que las tomé, las hice con el compromiso de mis ideales que confrontaban con la realidad.

 

 

 

Deja tu comentario