Carolina Vera, investigadora principal del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) en el Centro de Investigaciones del Mar y la Atmósfera (CIMA, CONICET-UBA) fue distinguida con el premio “Cleveland Abbe” de la American Meteorological Society (AMS), destinado a reconocer el trabajo distintivo en las ciencias del clima.

A pesar de la actual situación de desfinanciamiento que atraviesa, la ciencia argentina continúa cosechando reconocimientos a nivel internacional, lo que no debería sorprender a nadie ya que el nivel de nuestros investigadores e investigadoras se encuentra entre los más altos. En esta oportunidad la investigadora del CONICET Carolina Vera, fue premiada con el Cleveland Abbe de la American Meteorological Society, premio que tiene como objetivo reconocer el trabajo de los investigadores e investigadoras de las ciencias del clima. Es la primera vez que el reconocimiento es otorgado a una persona fuera de los Estados Unidos, Europa o Australia.

Vera es doctora en Ciencias de la Atmosfera y profesora del Departamento de Ciencias de la Atmósfera y los Océanos de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA. Actualmente se encuentra en Suiza donde participa del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC). En una nota publicada en el diario Pagina 12, la investigadora declaró estar muy contenta “porque no solo se reconoce los avances en el conocimiento de las ciencias de la atmósfera sino también su aplicación para el beneficio de la sociedad. Siento que me representa porque, desde siempre, mis investigaciones fueron en ese sentido. También fui distinguida por la comunicación, lo cual me sorprendió notablemente. La divulgación es una parte importante de nuestro trabajo”.

En el artículo Vera señala que “el Cleveland Abbe no es solo para mí sino para la investigación del clima en Argentina. No trabajo sola sino en equipo, un equipo que sufre muchas dificultades por las medidas que toma este gobierno”.

El trabajo de Vera se concentra en el cambio climático en el hemisferio sur y sus efectos en Sudamérica. Actualmente es vicepresidenta del Grupo 1 del IPCC. Su trabajo ha contribuido a la comprensión de la variabilidad del clima en escalas regionales y a la aplicación de ese conocimiento en los servicios meteorológicos de la región. Acerca de su participación en el IPCC, Vera explicó en el artículo de Pagina 12 que llevaron adelante “un proyecto que apunta a la toma de decisiones por parte de los pequeños productores agrícolas. Realizamos un nuevo reporte que vincula cambio climático y tierra, es decir, cómo la variabilidad afecta a los procesos de degradación de suelos. Se trata de profundizar todo cuanto tiene que ver con desertificación y seguridad alimentaria. La gran pregunta que nos hacemos en este preciso instante es: ¿cómo alimentar a la población mundial sin dañar a nuestras fuentes de recursos naturales?”

El premio Cleveland Abbe lleva el nombre del meteorólogo norteamericano que inauguró el primer servicio público de esta ciencia en su país, que luego se convertiría en el National Weather Service, donde se desempeñó como director durante 45 años. Esta distinción tiene eje en el reconocimiento al progreso de las ciencias de la atmósfera y su aplicación para el beneficio de la sociedad. Según, trascendió desde el sitio Web de la AMS, los organizadores fundamentaron su elección a partir de “la devoción desinteresada de la doctora Vera por la promoción y la comunicación de la ciencia climática a los tomadores de decisiones y partes interesadas en América del Sur y en todo el mundo”.

El reconocimiento conseguido por Vera no hace más que confirmar el prestigio y la importancia de la labor científica llevada adelante por los y las profesionales de nuestro país.

Abel Sberna
Fuentes: conicet.gov.ar – Pagina 12 – La Nación

Seguí leyendo El Rompehielos: ECOLOGÍA

Deja tu comentario