El fiscal Arias emitió un dictamen en el que rechaza la acción declarativa de certeza presentada por el intendente de Tolhuin, Claudio Queno, quien busca presentarse por cuarta vez como candidato del corazón de la isla. Por su parte, el legislador provincial Daniel Harrington, también del Partido Justicialista, busca ocupar el sillón que calienta Queno desde 2007.

Durante 2012, a través de la sanción de la Ley N°892, la localidad mediterránea cambió de status jurídico: dejó de ser comuna, para ser el flamante municipio más joven de la Provincia. Entonces en 2015, Queno hizo una presentación judicial para ser candidato a intendente de Tolhuin. Su requerimiento llegó hasta el máximo órgano judicial de Tierra del Fuego AIAS y obtuvo una resolución favorable a pocos días de que se celebraran los comicios.

La cuestión jurídica es un tecnicismo y la pregunta a resolver ahora por el Juzgado Electoral es: ¿El periodo 2011-2015 de Queno se computa como el último de la comuna o el primero del municipio?

En la resolución dictada por el Superior Tribunal de Justicia en 2015 se lee: “En ese contexto el mandato ejercido por el Sr. Queno – periodo 2011-2015 -, fuere considerado Comunal o Municipal, lo cierto es que en ningún caso se verificaría el supuesto de una doble reelección, pues constituiría o un segundo mandato Comunal, o bien un primero Municipal”. Y es sobre esa ambigüedad que a Queno le entran las duditas.

Sin embargo, en una instancia inferior, el Sr. Juez a cargo del Juzgado Electoral, Dr. Alejandro Fernández, señaló que: “Lo expresado conlleva a entender al actual período del intendente Queno como primer mandato por la extensión del ejercicio de su función, razón por la cual se encuentra habilitado para presentarse como candidato a una reelección para ese cargo. De resultar electo y proclamado ejercerá un segundo mandato, con lo cual para presentarse nuevamente a idéntica candidatura deberá aguardar a un nuevo turno electoral”. Y en base a esa premonición del magistrado es que el Fiscal Nicolás Arias rechazó la acción declarativa de certeza.

Si bien el dictamen no es vinculante, resulta cuanto menos una complicación para las aspiraciones electorales de Queno. Y detrás de él hay quienes afilan las uñas esperando por una alternancia que se posterga hace 12 años: Daniel Harrington quiere ser el nuevo intendente de Tolhuin. Y está dispuesto a jugar con o sin Queno en la arena. En declaraciones al programa Desde Estudio (FM Centro) el actual legislador provincial relató que tiene “ofrecimientos de otros partidos políticos que tienen similitudes” con su ideología, consideró que “forzar un cuarto mandato sería excesivo” y evaluó que la gestión en el corazón de la isla no estuvo a la altura de la encarada por Rosana Bertone.

Por su parte, Claudio Queno hizo declaraciones en el ciclo Capicúa (Fm del Sur) expresando: “la información ya la tengo desde el 15 de diciembre. El dictamen del fiscal no es vinculante y esto ahora pasa a la Justicia Electoral. Todavía nos quedan tres pasos y tenemos tiempo, porque en 2015 me habilitaron un día antes y ganamos”.

Al final, es Tolhuin la que pareciera hacer mella en la unidad peronista. Pero más allá de las internas, lo que se pone en tela de juicio acá es la dificultad que tienen los dirigentes políticos para respetar la alternancia.

Y sería muy injusto cuestionar solo a Queno, porque -aunque no hay impedimentos legales- el legislador Damián Löffler lleva sentado en su sillón desde 1999. El Movimiento Popular Fueguino (MPF) además tiene el primer antecedente de haber usado una ingeniería legal similar a la que pretende usar Queno hoy, cuando Garramuño renovó su mandato por tercera vez después de la sanción de la carta orgánica municipal de Ushuaia. La Unión Cívica Radical (UCR) hizo lo mismo a través de Jorge Martín en Río Grande.

Entonces, la pregunta es: ¿Es tolerable buscar el hueco legal una vez pero no dos para retener el poder? O, finalmente, la alternancia es un cuentito que contaron algunos que tiene poco de real y mucho de tribuna.

 

Luz Scarpati

 

 

Deja tu comentario