Ayer el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) publicó los porcentajes de la utilización de la capacidad instalada de la industria. Este indicador mide la proporción utilizada, en términos porcentuales, de la capacidad productiva del sector industrial. El relevamiento que realiza el INDEC comprende un panel de entre 600 y 700 empresas y para realizar el cálculo se tiene en cuenta cuál es efectivamente la producción máxima que cada sector puede obtener.

En enero de 2019, la utilización de la capacidad instalada en la industria se ubicó en el 56,2% nivel inferior al registrado en el mismo mes de 2018 (61,6%) y en la comparación con diciembre también se evidencia una ínfima contracción ya que el porcentaje fue de 56,6%.

Los segmentos más afectados son la industria automotriz cuyo indicador de la capacidad instalada se ubica en 15,7% muy inferior al 25,6% registrado durante el mes anterior y la textil con el 31,4%, que también muestra una leve contracción al ubicarse en 32,3% en diciembre. Por otro lado los rubros que sobresalen de la media son: productos del tabaco (83,9%) seguido de refinación de petróleo (76,6%).

La industria metalmecánica excepto automotores registra en enero de 2019 un nivel de utilización de la capacidad instalada de 38,4%, inferior al de enero de 2018 (48,6%). La menor utilización de las plantas se origina principalmente en las caídas de los niveles de producción de maquinaria agropecuaria y aparatos de uso doméstico, estos últimos fabricados en gran medida en Tierra del Fuego AIAS.

Quien se refirió a esta nueva caída de la capacidad industrial fue Miguel Acevedo, presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA): “las regionales de la UIA están muy preocupadas por cómo está cayendo el nivel de actividad en casi todos los rubros”. Vale la pena destacar que con este nivel de capacidad ociosa, habrá una postergación de las decisiones de inversión.

 

Luz Scarpati

 

 

Deja tu comentario