Después de que el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) difundiera el nuevo Índice de Precios al Consumidor (IPC) de marzo, el Gobierno Nacional dio a conocer algunas medidas económicas que buscan contener el precio del dólar y la inflación.

Con una inflación de 4,7% mensual, queda en evidencia una vez más las dificultades que tiene la Administración Macrista para contener el alza de precios. Mercedes D’Alessandro, economista y directora de economiafeminita.com, sentenció en declaraciones a Desde Estudio (FM Centro) que estos sucesivos fracasos tienen que ver con un error de diagnóstico: “tienen una visión monetarista”.

La visión monetarista le adjudica el proceso inflacionario al sobrante de pesos en circulación. Explica D’Alessandro que según el Gobierno Nacional, cuando sobran pesos la gente sale a comprar mercadería o dólares y eso presiona sobre su valor.

Guido Sandleris, presidente del Banco Central de la República Argentina, anunció dos medidas el martes; una que fijarán hasta fin de año los límites de no intervención al nivel de hoy que se ubica entre 39,75 pesos y 51,45 pesos. La otra que el central se abstendrá de comprar por debajo del límite inferior hasta el fin de junio. Esto quiere decir que no van a inyectar pesos.

La otra medida que ha venido implementando el Poder Ejecutivo Nacional, es subir las tasas de interés, para que sea más rentable para las entidades financieras comprar títulos antes que dólares y así evitar que el precio de la divisa se incremente. Sin embargo, esto opera de forma negativa sobre la economía real porque “Al estar tan alta la tasa de interés, si querés poner kiosco, éste debería darte una ganancia de más del 70% y por otro lado,si pedís un crédito, el interés estará en el 70%” relató D’Alessandro. En definitiva, estas medidas generan recesión económica, que tampoco ha podido aplacar el alto proceso inflacionario.

La economista además explicó que en la economía real, hay una infinidad de variables que se conjugan y que explican la inflación, como los formadores de precios, o el incremento de tarifas dispuesto por el propio Poder Ejecutivo.

El Gobierno Nacional, después de insistir durante 3 años con este esquema -y en un escenario electoral- anunció un congelamiento de precios. El documento difundido por Presidencia de la Nación establece que acordaron “con 16 empresas de primera línea para que 60 productos esenciales de la canasta básica mantengan sus precios durante al menos seis meses” y entre otro de los puntos indica que “las empresas se comprometen a asegurar disponibilidad de los productos en góndola en los 2.500 puntos de venta adheridos de todo el país. Estarán disponibles a partir del lunes 22 de abril”. El Ministro de Economía de la Nación, Nicolás Dujovne, anticipó que esté acuerdos de precios será cumplido porque se trata de “un acuerdo de caballeros”, menuda garantía.

También anunciaron el congelamiento de las tarifas, excluyendo los incrementos que ya se habían anticipado. Por otro lado, el ejecutivo difundió medidas vinculadas a reactivar el consumo. Como créditos para las beneficiarias de la Asignación Universal por Hijo y los jubilados. Sobre esta última iniciativa, Mercedes D’Alessandro sentenció vía twitter: “Un tercio de la población está debajo de la línea de pobreza, la inflación alcanza casi el 55% y ofrecen créditos. Patean el problema para el futuro, proponen endeudar a lxs más pobres, a quienes reciben AUH y jubilaciones mínimas”.

 

Luz Scarpati

 

 

Deja tu comentario