LONDRES.- La capital de Inglaterra tuvo un lunes agitado tras el hallazgo de una bomba sin explotar de la Segunda Guerra Mundial en el río Támesis, en el embarcadero George V, que provocó el cierre del London City Airport.
Todos los vuelos previstos para despegar o aterrizar en el aeropuerto fueron cancelados tras la noticia.

La Policía aseguró que el artefacto fue encontrado ayer durante unas obras en el aeropuerto y que se había delimitado una zona de exclusión de 200 metros.

Asimismo, las autoridades confirmaron que las propiedades dentro de la zona de exclusión habían sido evacuadas y que algunas carreteras fueron acordonadas.
Robert Sinclair, presidente ejecutivo del Aeropuerto de la Ciudad de Londres , el quinto mayor aeropuerto de la ciudad y el más céntrico, dijo: "El aeropuerto está cooperando completamente con la Policía metropolitana y la marina real británica y trabajando duro para retirar de forma segura el dispositivo y resolver la situación lo antes posible".
La aerolínea regional CityJet dijo que sus vuelos habían sido reprogramados para aterrizar y despegar en el Aeropuerto de Londres-Southend. Por su parte, la italiana Alitalia comunicó que operaría sus vuelos desde el Aeropuerto de Londres-Stansted. British Airways dijo que estaba intentando minimizar los trastornos a los pasajeros tras el cierre del aeropuerto.
"Estamos cambiando las reservas de los pasajeros que tenían previsto viajar hoy, sustituyéndolas por vuelos alternativos u ofreciendo reembolsos a aquellos que ya no deseen viajar", aseguró la aerolínea en un comunicado.
Fuente: La Naciòn Leer mas