Previo a la sesión prevista para el 29 de agosto, los legisladores abordarán en el ámbito de la comisión de Presupuesto el proyecto presentado por el Movimiento Popular Fueguino (MPF) que busca derogar el Artículo N°6 de la Ley 1210.

El presidente de la comisión de Presupuesto, Pablo Blanco (UCR-Cambiemos) fijó un encuentro en el que los parlamentarios abordarán el proyecto del MPF, que deroga el Artículo N°6 de la Ley 1210 y que estableció que la movilidad jubilatoria se actualizará cada 6 meses, en enero y julio. Con toda probabilidad, la iniciativa será aprobada por unanimidad, para ser sancionada en la próxima sesión ordinaria.

En un encuentro anterior en medio de griteríos, reclamos y explicaciones, autoridades de cada uno de los bloques habían anticipado su voto afirmativo a esta iniciativa. Blanco, por el bloque UCR-Cambiemos, había retirado su proyecto de actualización trimestral y había afirmado que acompañaría el presentado por el MPF, fuerza que formará parte de la próxima gestión de gobierno. En esa misma reunión, la legisladora reelecta Myriam Martínez había adelantando el voto positivo del bloque oficialista. Acompañamiento fundamental para que la iniciativa prospere, ya que cuenta con mayoría propia. Por lo que se espera que el próximo encuentro sea un mero trámite. O no…

Es que de aquella comisión a esta, pasaron las PASO, un dólar que estalló por los aires y un serie de medidas presidenciales que afectan de tal manera a la provincia, que funcionarios de gobierno salieron a manifestar que el pago de los salarios de la administración pública corre peligro, ya que la merma en los recursos producto de los anuncios macristas redunda en más de 400 millones de pesos. Y la actualización automática no es gratis.

Aunque no quedó eliminado el 82% móvil con la sanción de la Ley 1210, lo cierto es que hay un desfasaje de seis meses entre los haberes de los activos y los de los pasivos, hecho que se puede volver particularmente molesto con una inflación anual de 54%. Según Elisa Dietrich, representante de los pasivos en el Directorio de la Caja de Jubilaciones provincial, ese desfasaje constituye un ahorro para la Caja de 84 millones de pesos mensuales, sin embargo para Dietrich esto no constituye un perjuicio financiero para el sistema previsional del estado fueguino. El tema es que la Caja jubilatoria ya posee un déficit, que se encargó de difundir Rubén Bahntje, titular del organismo, a través del envío a la Legislatura de las proyecciones presupuestarias firmadas por los integrantes del directorio -Dietrich incluida- de las que se desprende que el sistema jubilatorio cerrará 2019 con un déficit de 61 palos y para 2020 ese saldo se incrementará a 360 millones de pesos, producto de la finalización de la emergencia previsional.

De todas formas, en plena transición de gobierno y en un contexto electoral, con toda seguridad la iniciativa obtendrá dictamen favorable, ya formalmente, para ser aprobado en la segunda sesión ordinaria de este año.

Luz Scarpati

Seguí leyendo El Rompehielos: ECONOMÍA

Deja tu comentario