Por tercer mes consecutivo el Índice de Precios al Consumidor (IPC) mostró una desaceleración, según datos que se desprenden del último informe del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC). Para la región patagónica el incremento fue de 2,8%, ligeramente superior a la media nacional.

El IPC sufrió una variación en junio de 2,8%, 0,6 puntos por debajo del índice de mayo que había sido de 3,4%, según informó el organismo nacional. En los primeros 6 meses acumula un alza de 21,8% para la Patagonia. En la comparación con el mismo mes del año pasado, la inflación acumulada es de 57,1%.

La estricta política monetaria que lleva adelante el Banco Central de la República Argentina (BCRA) de la mano de Guido Sandleris, en la que retira mes a mes pesos de circulación pareciera que está conteniendo al dólar y por ende la inflación. Es por que el titular BCRA, se mostró optimista en la conferencia de prensa que brindó luego de que se conocieran los nuevos números del INDEC: “Ya son tres meses consecutivos en donde vemos que la inflación va bajando y creemos que esto va a seguir sucediendo en lo próximos meses”, aunque sostuvo que “este proceso no es lineal”.

Sandleris adjudicó la desaceleración a dos factores; por un lado que los aumentos de tarifas se concentraron en la primera mitad del año, cosa que era lógico atento a que en agosto se realizarán las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), y el Gobierno Nacional no se iba a jugar las elecciones por una una factura de gas; por otro lado a la política monetaria.

Para la Patagonia, los segmentos que sufrieron los mayores incrementos en un año fueron “bienes y servicios varios” (67,7%), seguido de “Transporte” (66,2%). Mientras que los que menos incrementaron en los últimos 12 meses fueron “Educación” (32,2%) y “Bebidas alcohólicas y tabaco” (38,8%)

Luz Scarpati

También te puede interesar: Leve mejora en la utilización de la capacidad instalada

Deja tu comentario