El Consejo Directivo de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) hizo énfasis en la delicada situación que atraviesan las empresas por lo que reclamaron herramientas de asistencia financiera.

En ese marco los integrantes de la entidad pidieron “el compromiso de todos los sectores políticos para los próximos meses para la asistencia financiera y el mantenimiento y creación de empleo”.

La supervivencia de las pequeñas y medianas empresas depende de las medidas que se tomen en el plano tributario, financiero, energético, laboral y de consumo interno”, sostuvieron los directivos de CAME.

Para sostener a las pequeñas y medianas empresas solicitaron que se tomen una serie de medidas hasta el 31 de diciembre: aplicación tasas diferenciales, creación de líneas de crédito productivas con tasas del 21%, suspensión del impuesto al cheque y del pago de anticipos de Ganancias.

Además pidieron “repro Pyme express” con el objetivo de sostener el empleo destinado a las empresas en crisis. Y mínimo no imponible sobre contribuciones patronales: adelanto del cronograma de la aplicación plena prevista en la Ley 27.430 y cargas sociales diferenciadas por zona para compensar al interior profundo.

Por último reclamaron que se exima del cobro de IVA e Ingresos Brutos en las boletas de luz, agua y gas.

Las micro, pequeñas y medianas empresas representan el 44% del PBI nacional, hecho que las posiciona como grandes motorizadoras de la economía argentina.

Luz Scarpati

Deja tu comentario