Según el último informe emitido por el INDEC, el nivel general del índice de precios al consumidor (IPC) representativo del total de hogares del país registró en el mes de junio una variación de 3,7% con relación al mes anterior.
La región del Noroeste sufrió la menor variación alcanzando los 3,1 puntos porcentuales, seguida por la Patagónica con 3,3 puntos porcentuales.
En nuestra región el rubro que sufrió mayor aumento fue el del transporte, que alcanzó 5,7 puntos, fuertemente motorizado por la desregulación de los precios, el impacto del dólar y los últimos incrementos de las distribuidoras de combustibles. A nivel nacional, esa variación fue de 5,7 puntos porcentuales.
Vale la pena recordar que desde 2016 el Instituto Provincial de Análisis, Estadísticas y Censos no emite IPC de Tierra del Fuego. Cuando dejaron de hacerlo, el titular del organismo, Daniel D’Eramo, argumentó que se encolumnaron en el proyecto del INDEC con el IPC nacional y regional, fiscalizando datos de la Provincia y enviándolos al instituto nacional.
Si comparamos los datos de junio con diciembre del año pasado, la región que sufrió una mayor variación fue la Patagónica, con un porcentaje de 16,8, mientras que la media nacional se ubicó en 16 puntos porcentuales.
El resultado de junio se ubica en la variación más significativa de los últimos dos años y no es casual que se produzca luego de la feroz devaluación del mes pasado. Lo que deja en evidencia -una vez más- que la inflación no está atada a la emisión de billetes, sino -y justamente- a la variación del dólar. Dólar que se estabilizó en estos últimos días, pero continúa con una alta volatilidad debido a la falta de regulaciones en materia cambiaria.
La mayoría de los gremios acordaron por aumentos inferiores al 15% anual, lo que representa una pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores, desde el vamos, del 1% en lo que va del año, y todavía resta ver con qué número cerramos diciembre.
La pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores en Tierra del Fuego AIAS presenta un escenario más complejo aún. En el sector industrial y a raíz del acuerdo firmado en noviembre del año pasado, los industriales tienen congelado el salario por dos años. En el sector estatal, el año pasado, todos los empleados de los diferentes sectores de la administración pública recibieron un incremento de 10%, y este año un suma fija de 6 mil pesos a cobrar por única vez en dos cuotas.
Luz Scarpati
Deja tu comentario