Centralidad versus federalismo. La nueva administración nacional busca posicionarse en las antípodas de lo que fue la gestión macrista, incluso en términos simbólicos. Uno de los cuestionamientos que marcaron los últimos dos años del gobierno de Cambiemos fue su imposibilidad de mirar más allá de la General Paz. Aunque no siempre fue así.

De hecho, durante 2016 Mauricio Macri implementó la modalidad de concretar las reuniones de gabinete ampliado en diferentes provincias. Corrientes y Córdoba fueron testigos de la medida. Pero el tiempo, la dinámica de la gestión y una lista enorme de etcéteras fueron horadando el sostenimiento de esas reuniones que tendían a descentralizar el poder que reside en Casa Rosada.

Alberto Fernández redobla la apuesta con el proyecto que envió al Congreso Nacional esta semana conocido como “Capitales Alternas”. El mismo había sido anunciado durante la campaña presidencial y consiste en que se realicen reuniones de gabinete en ciudades alternativas de toda la República Argentina, con cierto grado de periodicidad.

El artículo 3 de la iniciativa reza:

“El Jefe de Gabinete de ministros convocará a las reuniones de trabajo del programa “Gabinete Federal”, con una periodicidad no mayor a los 30 días y considerará en forma prioritaria a las “Capitales Alternas” para definir el lugar de reunión”. 

“Dios estará en todas partes, pero atiende en Buenos Aires”. Una de las características de nuestros país es la existencia de enormes asimetrías territoriales y este proyecto busca sacar a los funcionarios nacionales de Ciudad Autónoma para que conozcan esas desigualdades que afectan a las regiones y superarlas a través de políticas públicas. Porque sólo conociendo la idiosincrasia de la Argentina profunda es posible pensar en las problemáticas particulares de los jujeños, los chaqueños, los mendocinos o los fueguinos.

Además, el proyecto también prevé descentralizar el poder en las propias provincias, ya que las “Capitales Alternas” no necesariamente son las institucionales, sino las que cada territorio elija:

“Atento a las consideraciones enunciadas, el Poder Ejecutivo Nacional ha llevado adelante un proceso de diálogo con las autoridades provinciales y ha consensuado que determinadas ciudades sean jerarquizadas mediante su declaración como “Capitales Alternas”.

La declaración propiciada no tendrá un mero alcance simbólico, sino que redundará en un reposicionamiento de las ciudades elegidas en términos de su rol en la vida política y la gestión administrativa de nuestro país”.

Pero la pregunta continuará siendo: ¿En dónde atenderá Dios? Porque descentralizar la gestión no es tarea fácil y no basta con programar reuniones a lo largo de Argentina si los acuerdos se cierran en los pasillos de la rosada a kilómetros de las desigualdades regionales.

Este es el listado de “Ciudades Alternas”

  • Buenos Aires: La Matanza y General Pueyrredón.
  • Catamarca: Tinogasta Chaco: Presidencia Roque Sáenz Peña.
  • Chubut: Comodoro Rivadavia.
  • Córdoba: Río Cuarto.
  • Corrientes: Goya.
  • Entre Ríos: Concordia.
  • Formosa: Formosa
  • Jujuy: San Pedro de Jujuy.
  • La Pampa: General Pico.
  • La Rioja: Chilecito.
  • Mendoza: Guaymallén.
  • Misiones: Oberá.
  • Neuquén: Cutral Có.
  • Rio Negro: San Carlos de Bariloche.
  • Salta: Orán.
  • San Juan: Caucete.
  • San Luis: San Luís
  • Santa Cruz: Caleta Olivia.
  • Santa Fe: Rosario.
  • Santiago del Estero: La Banda.
  • Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur: Río Grande.
  • Tucumán: Monteros.

Luz Scarpati

Seguí leyendo El Rompehielos: Ushuaia formó parte de la ceremonia inaugural del bicentenario de la expedición antártica rusa

Deja tu comentario