Unos 71.500 usuarios de Capital Federal y Gran Buenos Aires se encontraban desde el mediodía del jueves sin suministro de energía eléctrica.

La gran mayoría, unos 67.169, son usuarios residenciales y comerciales de la empresa Edesur, mientras que unos 4.327 dependen de la compañía Edenor, según informó el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE). Los cortes se dan en un marco complicado con una ola de calor que no da tregua y que ya alcanzó la alerta naranja.

De acuerdo al Servicio Meteorológico Nacional este mediodía se alcanzó una temperatura de 35 grados, con térmica de 38, 8 grados mientras que en el Gran Buenos Aires, donde la humedad es mayor, se registró una temperatura de 36 grados al mediodía, con la sensación térmica rozando los 40 grados.

Problemas energéticos.

Ante la incapacidad de dar abasto con la creciente demanda, Edesur tenía dispuestos "cortes preventivos" en los barrios porteños de Monte Castro, Mataderos, Parque Avellaneda, Caballito, Constitución, Flores, Villa Lugano y Nueva Pompeya.

Además, informó interrupciones en el servicio de media tensión de los barrios porteños de San Cristobal y Barracas, como así también en los partidos bonaerenses de Florencio Varela y Quilmes.

Sin embargo, también se registraron cortes en el servicio de baja tensión en otras zonas de la Capital Federal y en los partidos de Almirante Brown, Avellaneda, Berazategui, Cañuelas, Esteban Echeverría, Ezeiza, Lanús y Lomas de Zamora.

Por su parte, Edenor registró entre los afectados por los cortes en el suministro eléctrico a los partidos de San Martín, La Matanza, San Isidro, Pilar, Vicente López, Hurlingham, Ituzaingó, José C. Paz, Malvinas Argentinas, Moreno y San Fernando, entre otros.

Recién está previsto un descenso de la temperatura para la noche del sábado, cuando se esperan tormentas y un frente frío que traería un alivio que se sentirá hasta el lunes. Leer mas