Con esta devaluación la pobreza va aumentar” decía Mauricio Macri en el video que difundió este lunes su equipo comunicacional, una hora después de lo previsto. En su discurso, el Presidente adelantó algunas de las medidas económicas que se tomarán para llegar al déficit cero, que luego fueron detalladas en una conferencia de prensa por el ahora Ministro de Economía, Nicolás Dujovne.

En su mensaje, Macri adelantó la reestructuración de su gabinete, en el que voló 9 ministerios, incluidos el de Salud, Ciencia y Tecnología, y Trabajo -tal vez los más polémicos- y posicionó a Argentina en el fondo del ránking ministerial de la región. Hasta hoy, nuestro país estaba dentro del promedio. La baja de la cartera de sanidad profundiza aún más el enojo radical, ya que venían buscando lugares más protagónicos en el armado de Cambiemos.

La que se llevó las miradas de muchos durante la jornada fue una de las aliadas clave del Gobierno Nacional, Elisa “Lilita” Carrió, quien afirmó: “Yo me divierto, porque a mí las crisis me generan adrenalina”, en su discurso en la celebración del Día de la Industria de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) -ese protagonismo no te lo robo, Lilita. Previo a esas declaraciones, la diputada había afirmado que el esquema de baja en las retenciones a la soja no se iba a modificar. Lo que técnicamente es cierto, aunque las exportaciones sobre este producto van a tributar un poco más.

El tema con las retenciones es así: la soja pagaba un 26%. El Gobierno Nacional las bajó al 18% y agregó el impuesto de 4 pesos por dólar a todos los productos primarios (lo que a un dólar a casi 40 pesos implica un 10% extra), entonces, las retenciones a la soja equivalen al 28%. Ahora, como el impuesto fue fijado en pesos, si el dólar aumenta -como sucedió durante esta jornada de anuncios- lo que se recauda por esa retención disminuye. Por ejemplo, si mañana el precio de la divisa se va a $50 -la boca se me haga a un lado- 4 pesos por dólar representaría un 8% en vez de un 10%.

Además, el Gobierno Nacional anunció que “el resto de las exportaciones” deberá tributar 3 pesos por cada dólar. Ese “resto” es tan amplio y ambiguo que habrá que ver la redacción de la norma y su letra chica para poder analizar los posibles impactos en los diferentes rubros que comercializan sus productos con el exterior.

Todas estas medidas tienen como objetivo llegar al déficit cero para que el Fondo Monetario Internacional (FMI) adelante los desembolsos previstos en el crédito stand-by que se esperaban hacia 2021. La intención del Gobierno Nacional es cubrir el resto de 2018 y todo 2019 con esos recursos para apaciguar los rumores de default. En 2019 comienzan los primeros vencimientos de deuda contraída por la gestión Macri, y atravesar un proceso eleccionario sin poder cumplir con las obligaciones no representa el panorama ideal de quienes busquen renovar sus lugares en los sillones preferenciales.

A todo esto, el dólar cerró este lunes con un incremento del 2,74%, es decir a $39,04, a pesar de los anuncios, las conferencias, el feriado de Wall Street y los discursos emotivos del querido Presidente.

Luz Scarpati

Deja tu comentario